En una nueva jornada del juicio contra Nicolás Zepeda, Said Nemery, testigo que aseguró haber visto con vida a Narumi Kurosaki, protagonizó un bochornoso momento.

Recordemos que el sujeto señaló hace unos meses que la joven japonesa partió de Besanzón con un joven militar francés, hacia la nortina localidad de Metz.

En la sala, Nemery no logró convencer con su testimonio e incluso la misma defensa de Zepeda se molestó por sus declaraciones.

Y es que el sujeto no pudo acreditar que la joven asiática que vio el 11 de diciembre era Narumi. Es más, los antecedentes indican que se trataba de una taiwanesa llamada Kim Haneui.

“¿Se da cuenta lo que está haciendo? ¿Usted mide lo que hace? Hay un chico que se juega la vida. Hay que decirlo. Le hace mal a todo el mundo”, intervino Renaud Portejoie, defensor del chileno.

“Fue doloroso para las víctimas por mantener la vana esperanza de que Narumi esté viva. Además, fue catastrófico para Zepeda”, agregó el abogado.

Cabe mencionar que el chileno reconoció haber mentido. “Durante los interrogatorios me hicieron preguntas, vi intenciones y, a veces, mentí. Lo lamento mucho”, lanzó.

El joven fue condenado a 28 años de prisión en abril de 2022 por el asesinato con premeditación de Kurosaki, hecho registrado en 2016, pero apeló a esta decisión.