Sociedad
Publicado por Daniela Bahamonde | 7 octubre, 2017 a las 14:03
Visitas:
SALUD
Visual Hunt
La razón por la que crujen las articulaciones y cuándo preocuparse

Muchas personas acostumbran a hacer sonar sus dedos, ya sea por gusto o nerviosismo, en tanto otros enfrentan estos sonidos sin buscarlos, al moverse o arrodillarse por ejemplo.

Ante esto, surge una serie de inquietudes como ¿por qué crujen las articulaciones? ¿es normal esto? ¿cuándo es recomendable consultar a un especialista? Pues bien, la verdad es que de acuerdo a los profesionales esta no es una situación compleja, aunque hay que tener ciertas consideraciones.

“El chasquido o ruido de las articulaciones y movimiento irregular de las mismas es común. El sonido que hacen se origina por burbujas de aire en el fluido sinovial, que es el líquido que rodea y lubrica las articulaciones, y por la salida de ligamentos fuertemente apretados al saltar de una superficie ósea a otra”, manifestó el reumatólogo Leonard Calabrese, según consignó Foundation Arthritis.

Por otra parte, Gonzalo Yamauchi, especialista en Medicina Familiar y Presidente de la Asociación Latinoamericana de Medicina Musculo-esquelética (LAOM) aseguró a El Clarín que “existe un fenómeno llamado laxitud articular que “hace que los tendones y ligamentos de las articulaciones sean más blandos que lo normal, más elásticos, por lo que pueden realizar movimientos anormales para una articulación. Es el caso de los atletas, gimnastas. Estos casos de laxitud tienen la particularidad de poder ‘sonarse’ (friccionar los huesos) las articulaciones más fácilmente”.

Sin embargo, aunque estos crujidos son inofensivos, es necesario estar atentos y consultar a un médico si se presentan con dolor.

“Mientras no se manifieste dolor, el ruido de las articulaciones es inofensivo. Cuando el chasquido se acompaña de dolor o inflamación, usualmente indica algún problema mecánico o actividad de enfermedad en o alrededor de la articulación, tal como un cartílago desgarrado o desgastado”, manifestó Calabrese.

De acuerdo a lo anterior, otra de las causas es la fricción entre los huesos, que podría ser provocada por artrosis, la que provoca alteraciones en los huesos y aumenta la zona de fricción (roce).

Finalmente, Yamauchi aconseja no ‘tronar’ intencionalmente las articulaciones. “No es bueno hacer sonar repetitivamente las articulaciones, ya que mucha fricción provoca un cierto daño”, comentó el profesional.

0

0

0

0

0

0

La Serena 100.3 Valparaíso / Viña 100.1 Curicó 105.7 Concepción / Talcahuano 90.9 Los Ángeles 101.7 Temuco 101.7 Valdivia 97.9 Osorno 105.5 Puerto Montt 101.9 Ancud 103.7 Castro 99.5