Sociedad

2020-06-13T10:31:37-04:00 13 junio, 2020, a las 10:31Publicado por: Pablo Cabeza

Inga Gehricke, la niña alemana que desapareció en 2015 y que vinculan a sospechoso de caso McCann

Nueva arista
Facebook
Facebook

Luego que la policía alemana e inglesa anunciaran que un recluso alemán de 43 años llamado Christian Brueckner, es el último sospechoso en el caso de desaparición de Madeleine McCann el año 2007, desde Praia da Luz en Portugal, han surgido una serie de nuevos antecedentes que vinculan a este criminal con otro caso de similares características.

Hablamos de Inga Gehricke, una niña de cinco años que desapareció sin dejar huella, desde el estado federal alemán de Sajonia-Anhalt, el 2 de mayo de 2015, mientras disfrutaban de una fiesta familiar en el recinto campestre de la diaconía de Wilhelmshof.

Según antecedentes de la investigación, la pequeña quería ayudar con el asado, por lo que fue a buscar algo de leña al bosque cercano y desde entonces se le perdió el rastro. No pasaron más de 10 minutos cuando los padres de la niña, Victoria y Jens-Uwe Gehricke se percataran de su ausencia y llamaron de inmediato a la policía.

El operativo de búsqueda inició de inmediato pero no obtuvieron ninguna pista. Durante tres días rastrearon cerca de 3.500 hectáreas del bosque, y no consiguieron nada.

Desde entonces su paradero es desconocido, pero ya en 2016 el pedófilo Brueckne fue asociado a este caso policial, según reporta el medio local Bild, pues el hombre había adquirido una vivienda en el mismo estado, y un día antes de la desaparición de Inga, se le vio a 90 km de la zona donde descansaba la familia.

De acuerdo a la abogada de los Gehricke, Petra Küllmei, al hombre se le vio en un área de descanso de la autopista 188 tras un accidente de tránsito. Además, no tenía coartada para explicar dónde estaba el 2 de mayo de 2015.

Cabe señalar que el sujeto ya estaba siendo investigado por otro caso de abuso de menores, y dado su prontuario, en febrero de 2016 se decidió allanar su casa ubicada a las afueras de la ciudad de Neuwegerslen, en Sajonia-Anhalt.

Allí encontraron un pendrive con material pornográfico infantil, pero nada relacionado a la menor de edad, por lo que esta importante pista no se siguió investigando.

Asimismo, según el medio español El Mundo, hubo cerca de otras dos mil pistas que recibieron las autoridades que, aparentemente, tampoco aportaron a esclarecer el caso. Fue así como el verano de ese año el caso se cerró.

Y aunque la familia denunció a la policía por abandonar el caso, ante tribunales, el juez dictaminó en su contra y hasta la fecha seguía paralizado. Por lo tanto, la familia decidió seguir con la investigación por su cuenta.

Es por eso que, con la nueva arista del caso de Madeleine McCann, los Gehricke, ven como una posibilidad real que el de Inga también se abra, ahora que se sabe que ambos podrían estar vinculados al criminal que ya cumple condena por violación.

Cabe señalar que en diciembre de 2019, tras una década de investigación, Brueckner fue sentenciado a siete años de cárcel por violar a una mujer de 72 años en Portugal en 2005. El sujeto habría atado y amordazado a la víctima, antes de abusar de ella en su habitación y obligarla a entregarle una suma de dinero en efectivo.

sospechoso en caso de maddie mccann

Christian Brueckner

El caso demoró 10 años en dilucidarse pero finalmente una prueba de ADN a un cabello que se encontró en el lugar, sirvió para incriminarlo. “Con el sospechoso, estamos hablando de un depredador sexual que ya ha sido condenado por crímenes contra niñas y que ya está cumpliendo una larga condena”, dijo en conferencia Hans Christian Wolters, de la Fiscalía de Braunschweig, según consigna BBC.

11 años antes de esa violación, en 1994, el hombre fue condenado con apenas 17 años por abusar de un menor de edad en Baviera. Luego de eso se instaló en Portugal entre 1995 y 2007.

Respecto a la desaparición de Maddie, testigos han indicado que Brueckner pudo haber estado rondando el departamento donde se hospedaron los McCann, en Praia da Luz, cuatro días antes de la desaparición de la niña. Una de las testigos, Jayne Jensen, declaró el año 2019 a la serie documental de Netflix La desaparición de Madeline McCann, que vio a dos desconocidos “rubios” caminando en las inmediaciones del Ocean Club el 3 de mayo, horas antes de la desaparición de la niña.

¿Encontraste algún error? Avísanos
La Serena 100.3 Valparaíso / Viña 100.1 Curicó 105.7 Concepción / Talcahuano 90.9 Los Ángeles 101.7 Temuco 101.7 Valdivia 97.9 Osorno 105.5 Puerto Montt 101.9 Ancud 103.7 Castro 99.5