Celebridades y Realeza

2019-08-31T19:02:48-03:00 31 agosto, 2019, a las 19:02Publicado por: Pablo Cabeza

No fue solo Lady Di: 5 princesas que le dieron más de un dolor de cabeza a sus monarquías

princesas rebeldes para la monarquía
Dominique Faget | AFP

Probablemente cuando escuchamos la frase ‘princesa rebelde’, se nos viene a la cabeza el nombre de Diana de Gales, pero si bien fue conocida por su fuerte carácter tras lograr salir de la depresión que la afectaba por su matrimonio fallido, ella no fue la única que le dio más de un dolor de cabeza a una monarquía.

La realeza siempre ha sido un círculo lleno de estrictas normas. Desde que te levantas hasta que te acuestas, debes cumplir con protocolos, comportarte de cierta manera, asistir a un sinfín de eventos oficiales (aunque no te interesen) y moverte dentro de una esfera que a veces puede parecer poco excitante.

Lee También...

La broma de la mejor amiga de Diana de Gales, Sarah Ferguson, que provocó una ruptura entre ambas

Ir al artículo

Si actualmente se dice que Meghan Markle es una de las duquesas que más reglas ha roto dentro de la monarquía británica, lo cierto es que su fallecida suegra Diana de Gales o su tía política Sarah Ferguson, ya lo hicieron antes y en varias ocasiones.

Con ayuda de la revista mexicana Quien, revisaremos algunas de las princesas más ‘rebeldes’ de las últimas décadas.

1.- Margarita, la hermana menor de la reina Isabel II

La princesa Margarita, condesa de Snowdon, fue la hermana menor de la reina Isabel II y que falleció en 2002, producto de un accidente cerebrovascular a los 71 años.

Con una vida en la que se apartó lo más que pudo de los estrictos protocolos, la condesa fue una mujer revolucionaria con su vida. Fumaba y bebía alcohol constantemente, y se enamoró de un hombre mayor con el que no pudo casarse, debido a que era divorciado, el capitán Peter Towsend.

Dueña de un carácter fuerte y de no tener pelos en la lengua para referirse a su familia, Margarita también protagonizó varios escándalos, como cuando se escapó a la isla Mustique o el romance que tuvo con un hombre 17 años menor, el que provocó su divorcio del fotógrafo Antony Armstrong-Jones, con quien tuvo dos hijos.

Ver esta publicación en Instagram

On this died HRH Princess Margaret of United Kingdom, Countess of Snowdon and Young and Only sister of HM Queen Elizabeth II of United Kingdom of Great Britain 🇬 🇧 #reinounido #inglaterra<img draggable=” src=”https://s.w.org/images/core/emoji/72×72/1f1ec-1f1e7.png”>” src=”https://s.w.org/images/core/emoji/72×72/1f1ec-1f1e7.png”>” src=”https://s.w.org/images/core/emoji/72×72/1f1ec-1f1e7.png”>” src=”https://s.w.org/images/core/emoji/72×72/1f1ec-1f1e7.png”> #princesamargarita #margarita #condesadesnowdon #princessmargaret #margaretofunitedkindom #countessofsnowdon #britishroyals #britshroyalfamily #britishmonarchy #queenelizabeth #kinggeorgevi #queenmother #elizabethboweslyon #royals

Una publicación compartida de @ amelieroyals_ el

2.- Carolina de Mónaco

Tenía apenas 18 años y estudiaba filosofía en París. Allí Carolina conoció a Philippe Junot, un hombre que la doblaba en edad y que no contaba con la aprobación de sus padres Raniero III y Grace Kelly.

Philippe tenía fama de mujeriego, pero la influencia que tuvo Carolina durante los años que vivió en Francia, a finales de los 70′, la hizo adoptar un carácter firme y una personalidad libre.

Se casó en 1978 y dos años más tarde se divorció, sin embargo, no fue hasta 1992, tras una larga batalla legal en los tribunales de la Rota Romana, que la Santa Sede decidió entregarle la nulidad de su matrimonio.

Tiempo después contrajo matrimonio con Stefano Casiraghi, con quien tuvo tres hijos (Andrea, Charlotte, y Pierre) y cuya muerte caló hondo en la princesa, a quien le costó muchísimo superar su partida.

En 1999 contrae matrimonio por tercera vez con su amigo de toda la vida, Ernesto de Hannover, con quien tuvo una relación polémica, pues él era mal educado con la prensa. Una década más tarde se separaron (aunque no legalmente) y todo el mundo quedó con la boca abierta cuando Carolina llegó sola a la boda de Felipe y Letizia de España.

Con Ernesto tuvieron solo una hija, Alexandra.

3.- Estefanía de Mónaco, la verdadera princesa rebelde

Fue, sin duda, el mayor dolor de cabeza de sus padres. A los 16 Estefanía fue expulsada del colegio por su rebeldía. Rápidamente se sintió atraída, al igual que su madre, por el mundo del espectáculo, llegando incluso a grabar un disco musical pero que no obtuvo mucho éxito.

En ese entonces también mantuvo romances con conocidos actores de la época como Rob Lowe, Anthony Delon y Jean-Claude Van Damme. Pero eso sería solo el comienzo de una polémica vida amorosa, pues se involucró con un empresario y dos guardaespaldas, un domador de elefantes y un acróbata.

Con el primer guardaespalda, Daniel Ducruet, duró solo un año casada pero tuvo dos hijos (Louis y Pauline). El divorcio se produjo luego que publicaran unas fotografías de él teniendo sexo con otra mujer.

En tanto, con Jean Raymond Gottlieb, jefe de seguridad de la princesa Estefanía, tuvo solo una hija (Camille) en 1998. Eso sí, con él no se casó, por lo que Camille no está dentro de la línea de sucesión al trono.

En 2002, Estefanía volvió a hacer noticia por un romance polémico, pues vivió con el domador de elefantes Franco Knie en un tráiler con el que viajó alrededor de Europa junto al circo en el que trabajaba su novio.

Al año siguiente, se casó con el acróbata portugués Adans López Peres pero a los 10 meses de casada, se divorció.

Pero sin duda uno de los rumores más fuertes que circulan alrededor de Estefanía, tiene que ver con el accidente automovilístico que protagonizó junto a su madre y que acabó con la vida de ésta.

Si bien se dijo que el accidente fue provocado por un derrame cerebral que sufrió Grace mientras conducía, varios medios de la época especularon que era Estefanía la que manejaba el automóvil y provocó el accidente. Fue recién en 1989, siete años después de la partida de Kelly, que la princesa se refirió al tema: “Hay mucha presión sobre mí, porque todo el mundo dice que yo conducía el auto, que es mi culpa, que he matado a mi madre. No es fácil cuando tienes que vivir eso con 17 años“.

4.- Diana de Gales, la princesa sufrida

Prácticamente vivió feliz solo los últimos años de su vida, luego de divorciarse oficialmente del príncipe Carlos, tras un matrimonio repleto de engaños y humillaciones. Lo anterior debido a que el futuro monarca nunca dejó de tener una relación amorosa con Camille Parker, actual duquesa de Cornualles.

Sus declaraciones respecto a la mentira que fue su matrimonio, la empatía con el pueblo, su apoyo a causas que en los 80 no eran bien vistas como el VIH, la elección de sus atuendos y los compromisos oficiales que cumplía sola, no fueron bien vistos por la Corona Británica.

A eso le agregamos las biografías y documentales realizados en base a sus propias palabras, las que de seguro sacaron ronchas en la Reina y su viudo.

Emblemática es la entrevista que Diana dio a la BBC en 1995, aún casada, donde habló de lo infeliz que era su vida conyugal. Obviamente esto concitó una atención mediática mucho mayor a la que estaba acostumbrada la familia real. Tras su muerte, esta atención se multiplicó.

5.- Sarah Ferguson, la mejor amiga de Lady Di

Se sabe que Diana de Gales tenía pocos amigos en la monarquía, sin embargo, en los 80 logró conectarse con quien sería más tarde una de sus mejores amigas y confidentes.

Hablamos de Sarah Ferguson, la británica que se casó con el príncipe Andrew en 1986, con quien tuvo dos hijas, las princesas Beatriz y Eugenia, y que una década más tarde se divorció del duque de York.

Desde joven ‘Fergie’ era conocida como una mujer traviesa y de lengua filosa, sin embargo, los momentos más polémicos se vivieron cuando salieron a la luz una serie de deudas producto de la vida de lujos y despilfarro que se daba mientras Andrew estaba trabajando en la Marina. También se especularon infidelidades, como una relación extramarital con el tejano Steve Wyatt, lo que finalmente terminó en su separación en 1992.

En agosto de ese mismo año salieron a la luz unas fotos con John Bryan, un administrador financiero estadounidense, donde él aparecía besando los pies de Sarah mientra ella estaba en ‘topless’, una escena que afectó aun más su relación con la familia real.

En 2010, además, trascendió que Ferguson había recibido dinero a cambio de tener ‘acceso’ a su exmarido, siendo grabada y obligándola a pedir disculpas en el programa de Oprah Winfrey, donde aseguró que estaba borracha.

Cabe señalar, además, que en el último tiempo, Sarah y Andrew han sembrado rumores de una posible reconciliación pues han compartido bastante juntos, aunque ellos han reiterado en varias ocasiones que son solo “buenos amigos”.

Actualmente Sarah se dedica a escribir libros infantiles con gran éxito, de hecho fueron esos ‘best sellers’ los que le permitieron saldar sus cuantiosas deudas. Además, patrocina varias obras de caridad.

Síguenos en nuestras Redes Sociales
¿Encontraste algún error? Avísanos
La Serena 100.3 Valparaíso / Viña 100.1 Curicó 105.7 Concepción / Talcahuano 90.9 Los Ángeles 101.7 Temuco 101.7 Valdivia 97.9 Osorno 105.5 Puerto Montt 101.9 Ancud 103.7 Castro 99.5