Actualidad

2020-06-01T22:29:07-04:00 01 junio, 2020, a las 22:29Publicado por: Solange Garrido
La información es de BioBioChile

Científicos crean plataforma para rastrear mutaciones del coronavirus COVID-19 en Chile

Repositorio
Científicos crean plataforma para rastrear mutaciones del coronavirus Covid-19 en Chile
Ministerio de Ciencias

Un consorcio científico creó un repositorio nacional de secuencias genómicas del virus SARS-CoV-2 -que causa la enfermedad COVID-19- que circulan por el territorio nacional.

El programa de vigilancia del Consorcio Genómas CoV2 (GDC), que cuenta con la tutela del Ministerio, permitirá conocer la evolución del virus a medida que se transmite en la población y sus posibles mutaciones.

Según informó el Ministerio de Ciencias, se trata de una iniciativa liderada por destacados investigadores y centros de excelencia, logrando reunir la mayor cantidad y diversidad de secuencias del virus desde todas las regiones de Chile.

Los investigadores e investigadoras que participan provienen de diversas universidades chilenas que trabajan en genómica y bioinformática. Para estos fines, desarrollaron una plataforma digital y una base de datos para el procesamiento y almacenaje de las secuencias obtenidas del virus SARS-COV-2 en distintas regiones del país.

¿Cómo funciona el repositorio?

Miguel Allende, miembro del equipo y director del Centro de Regulación del Genoma del programa Fondap, explicó que “con la información de la secuencia genómica del virus que infecta a una persona, tendremos una herramienta de trazabilidad, que permite conocer el curso de la transmisión infecciosa en el tiempo y el espacio”.

Una vez secuenciados los genomas, la información es procesada por ingenieros bioinformáticos en el Centro Nacional de Computación de Alto Rendimiento (NLHPC), donde se almacenan las secuencias para ponerlas a disposición de la comunidad científica. Desde la web del Consorcio se pueden visualizar las características generales de los genomas virales y las relaciones filogenéticas (de parentesco) entre las distintas variantes encontradas.

El ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación Andrés Couve, valoró la iniciativa destacando el alto nivel de los centros, universidades e investigadores involucrados, afirmando que el proyecto “se trata de poner las mejores capacidades científicas con que cuenta Chile al servicio de esta crisis”.

“Estamos frente a un escenario de gran incertidumbre. Sin embargo, como nunca antes la investigación científica aceleró nuestro aprendizaje de la epidemia. Por ejemplo, los avances en genómica de las últimas décadas nos permitieron conocer la composición genética completa de este virus a sólo semanas del brote en Wuhan”, explicó, recalcando que “la iniciativa de un consorcio en Chile es señal de que formamos parte de este esfuerzo internacional y que a través de los más altos estándares continuaremos comprendiendo el virus como parte de la estrategia para enfrentar de mejor manera la pandemia”, añadió.

¿Para qué sirve estudiar las mutaciones del virus?

Según explican los investigadores a cargo de la iniciativa, la pandemia de COVID-19 constituye un desafío inédito para la ciencia biomédica. Para enfrentarlo, cualquier aproximación preventiva -de diagnóstico o terapéutica de este patógeno- deberá considerar como un insumo indispensable un certero conocimiento de la estructura del virus cuya secuencia de RNA de 30.000 nucleótidos puede sufrir mutaciones.

Las mutaciones, que en su gran mayoría no cambian las características del virus, generan variaciones en la secuencia del RNA viral y nos permiten establecer relaciones de parentesco o cercanía y distinguir el origen y trayectoria de un virus. Es así como sabemos que a Chile ingresaron variantes provenientes directamente de oriente (China) y otras que pasaron previamente por Europa.

Hasta ahora, ha habido un gran esfuerzo internacional para dar seguimiento al patrón de variación del genoma viral a medida que se dispersa en la población mundial. A la fecha se han detectado 5.615 variaciones en los más de 16.000 genomas secuenciados a nivel planetario.

En Chile, se han secuenciado genomas virales en diversos centros de investigación y en el Instituto de Salud Pública.

El primer motivo por el cual es importante conocer la secuencia genómica de las distintas variantes que hay en el país de este coronavirus, es poder mantener una permanente vigilancia respecto de las variantes que circulan en Chile y conocer la evolución del virus a medida que se transmite en la población. Es importante tener una herramienta de trazabilidad del virus y así poder comprender las características de su transmisión entre personas.

En segundo lugar, es posible que algunas variantes del virus -que hayan sufrido mutaciones en su material genético- cambien las características o el comportamiento del virus. Pese a ser improbable que se generen mutaciones que cambien la capacidad infecciosa o la transmisibilidad del virus, es importante también descartarlo, explican desde el Ministerio.

En tercer lugar, es posible que algunas variaciones en la secuencia del RNA viral afecten nuestra capacidad de detectar su presencia con los sistemas de diagnóstico vigentes (PCR) o en desarrollo (test de anticuerpos). Es importante, explican, que podamos percatarnos a tiempo si surgen variaciones en el genoma viral que puedan hacer menos efectivos estos tests.

En el mismo sentido, el diseño de herramientas de tratamiento, como anticuerpos y vacunas, depende de diseñar esas herramientas considerando las secuencias virales prevalentes en nuestra población.

¿Encontraste algún error? Avísanos
La Serena 100.3 Valparaíso / Viña 100.1 Curicó 105.7 Concepción / Talcahuano 90.9 Los Ángeles 101.7 Temuco 101.7 Valdivia 97.9 Osorno 105.5 Puerto Montt 101.9 Ancud 103.7 Castro 99.5