Sociedad
Publicado por Claudia Garrido | 3 febrero, 2018 a las 11:09
Visitas:
¿LO HARÍAS?
Amore Caterina | VisualHunt (cc)
Ayuno intermitente: el poco tradicional método para bajar de peso que genera controversia

Cada día aparecen más dietas que se supone son milagrosas y prometen ser la solución para bajar esos kilos de más que molestan.

Una de ellas consiste en ayunar, aunque hay dudas si es que esto es saludable para el cuerpo humano o no, de acuerdo a los especialistas.

Pero no se trata de cualquier régimen, sino que del llamado ‘ayuno intermitente’, que consiste en pasar horas sin ingerir alimentos, aunque de manera controlada.

Según consignó el diario El País, durante ese periodo no se debe comer ni beber nada, excepto agua, té, café o infusiones.

Sin embargo, no existe solo una metodología para llevarlo a cabo, sino que son tres las más conocidas:

1. Ayuno intermitente diario

Este consiste en contemplar dos franjas horarias, es decir, una en la que no se ingiere nada y otra en la que está permitido comer. Lo recomendable es empezar con una estrategia del tipo 12/12. En esta se ayuna durante 12 horas y se come en las 12 restantes.

Si se progresa, se modifica al tipo 14/10, es decir, 14 horas sin comer y las siguientes 10 ingerir alimentos. En caso de continuar,  se puede llegar hasta el método más habitual, que es el de 16/8, aunque algunos sostienen regímenes de tipo 18/6 o incluso 20/4.

2. Ayuno semanal

Este es mucho más estricto y consiste en ayunar un día completo cada siete. Esto quiere decir que no se come durante 24 horas y hasta el desayuno del día siguiente.

Otra variación de esta modalidad es ayunar dos días a la semana, por ejemplo, un lunes y un jueves, siempre separados por dos o tres días.

3. Ayuno de dos o tres días seguidos al mes

Este método tiene menos partidiarios y cuesta más por el largo periodo de tiempo sin comer.

CONTEXTO | VisualHunt (cc)

CONTEXTO | VisualHunt (cc)

Hasta el momento no existen estudios especializados respecto al ayuno intermitente, aunque en términos generales los beneficios serían los siguientes:

Facilita la pérdida de peso

Mejora ciertos parámetros bioquímicos relacionados con la inflamación

También mejoraría el perfil lipídico, el riesgo cardiovascular o la diabetes.

El estudio llamado Metabolic Effects of Intermittent Fastingesta, asegura que la “revisión sugiere que las pautas de ayuno intermitente son un enfoque prometedor conducente al adelgazamiento y a la mejora de la salud metabólica en aquellas personas que pueden tolerar con seguridad esos periodos de ayuno sin comer o comiendo muy poco durante ciertas horas del día, de la noche o durante algunos días de la semana. Si finalmente se consolida su eficacia, este tipo de regímenes podrían suponer un prometedor enfoque, no farmacológico, para la mejora de la salud pública en diversos aspectos.

Por otra parte, hay quienes se oponen a este método asegurando que se arriesga una pérdida de masa muscular, además de ralentizar el metabolismo y por lo tanto, con el tiempo se aumenta de peso y se produce una baja de azúcar en la sangre hasta niveles peligrosos. Incluso podría provocar dolores de cabeza y mayor irritabilidad.

Cabe destacar que no es lo mismo realizar un ayuno programado que someterse a periodos de inanición.

La Serena 100.3 Valparaíso / Viña 100.1 Curicó 105.7 Concepción / Talcahuano 90.9 Los Ángeles 101.7 Temuco 101.7 Valdivia 97.9 Osorno 105.5 Puerto Montt 101.9 Ancud 103.7 Castro 99.5