“Hay nervios, ansiedad y nostalgia”, dice Luis Slimming, respecto a lo que será su debut en El Purgatorio, su primera experiencia televisiva frente a cámara.

Lo anterior, ya que formó parte del extinto Vértigo, que se emitió también por Canal 13, pero desde otra vereda.

“Trabajaba en este mismo canal, con este mismo equipo, pero como guionista. Antes escribía los chistes y el reto se lo llevaba Yerko (Puchento), en cambio, el reto ahora me lo tendré que llevar yo y eso me da miedo“, aseguró en diálogo con Página 7.

“Salvo el Festival de Olmué, es la única vez que he estado en vivo en la tele”, agregó, indicando que su colega en el nuevo espacio, Chiqui Aguayo, le entregó algunas recomendaciones.

La comediante, que tiene mucho más años en televisión, le aconsejó que “hay que relajarse y tratar de ser uno mismo, no más“.

Luis Slimming El Purgatorio

Canal 13

Respecto a qué tan asiduo es a este tipo de formatos, el denominado ‘Don Comedia’ indicó que “cuando era chico no tenía cable, entonces para mí esto era la tele. A mí me gustaban programas como Viva el Lunes o Noche de Ronda. De Vértigo era fanático”.

¿Qué le parecen que vuelvan este tipo de programas a la TV? “Hay espacio para todo y es bueno que vuelvan los estelares, que vuelva la tele en vivo y el humor siempre es necesario. Que haya instancias de humor, la gente lo valora harto“, confesó.

Luis Slimming y El Purgatorio como trampolín a Viña 2024

Luis Slimming dice que no es tan disparatado que su paso por El Purgatorio le sirva como plataforma para llegar al Festival de Viña del Mar, en 2024.

Podría ser, porque el canal es el mismo que tiene la organización. Coincidió que me invitaron a este programa y no sé si eso afecte la decisión. Yo creo que van a ir las mejores seis rutinas y si estoy ahí, bacán”, aseguró el comediante a nuestro medio.

Es más, reconoció que “ya hubo algunas conversaciones, pero eso me dijeron, que van a ir las mejores seis rutinas”.

¿Cómo va la suya? “Armé algo, de hecho gente de Canal 13 me la fue a ver, pero me dijeron ‘está un poco pasado pal pi…’“, contó entre risas, con su habitual sentido del humor.

“Estamos intento blanquearla un poco, de meter más chistes familiares, así que estamos tratando de armar algo”, añadió Slimming.

De todas formas, tras su paso por el Patagual, se le presentó un problema: “A la gente le gustó harto lo que hice en Olmué y quieren más de lo mismo. Es difícil“, admitió.

“Es como hacer una segunda parte, que se parezca a la primera, pero tiene que ser distinta. Estoy tratando de hacer Terminator 2 y es difícil”, explicó el conductor de El Sentido del Humor.

Sin embargo, y pese a lo anterior, comentó que “no sería descabellado” verlo en Viña 2024.

Si me invitan formalmente, creo que voy a decir que sí, a menos que… cuando fui a Olmué se casaba mi hermana, capaz que ahora vaya a Viña y se case mi hija. Ojalá que no, porque tiene 14 años”, finalizó con un chistecito.