Actualidad

2023-04-15T19:57:19-04:00 15 Abril, 2023, a las 19:57Publicado por: Javiera Iribarren
La información es de Diario El Día

Viuda de carabinero asesinado en ruta D-43 durante persecución: "No habrá nunca perdón, ni olvido"

Viuda de carabinero asesinado en ruta D-43 durante persecución:
El Dia

A más de seis años del fatal atropello de dos Carabineros en la ruta D-43, en medio de una persecución policial, la viuda de uno de los funcionarios fallecidos, el sargento 2° Hans Knopke, rompió el silencio, justo en momentos en que la institución ha perdido tres de sus miembros en manos de delincuentes, en menos de un mes.

Se trata de la sargento 1° María Cecilia Zepeda Palma, quien concedió una entrevista a Diario El Día.

En esta conversación, da cuenta del trabajo que realiza en la institución, la extrema situación que le tocó vivir junto a sus dos pequeñas hijas y cómo percibe la situación cuando un uniformado pierde la vida en actos de servicio.

– ¿Cuándo ingresa a la institución de Carabineros?

“Cuando ingresé tenía 17 años y fue por decisión personal, ya que quería hacer algo provechoso para mi país, y por vocación”.

– ¿Quiso siempre ser uniformada?

“No, fue una instancia que se dio en la juventud y me gustó la labor que hacían, por lo que postulé y quedé de inmediato”.

– ¿Cómo se conoció con su esposo? ¿Fue en la institución?

“Sí, lo conocí cuando era carabinera alumna. Él era un año y medio más antiguo que yo y había egresado recién, mientras yo ingresaba al curso de formación. Él me vio y con unas compañeras de curso se consiguió mi teléfono. Eso fue en Santiago, en la Escuela de Formación de Carabineros”.

– ¿Qué planes tenía con su esposo?

Nuestros planes eran ser felices, porque él era una buena persona, aunque nada (de él) me llamó la atención, porque me cargaban los rubios (ríe). Siempre le decía a mi mamá ‘nunca me voy a casar con un rubio’, y me casé con uno de ojos azules. Éramos polos opuestos, yo morena y él rubio, descendiente de alemanes. Tenía su personalidad, era buena persona, siempre fue buen amigo, buen yerno. Nosotros nos casamos muy luego. Yo tenía 19 años y él 21. Cuando salí del curso me destinaron a Rengo y él estaba en Santiago. En esa época le dije que termináramos, principalmente por la distancia. Pero a los dos días me pidió matrimonio”.

Un momento difícil

– Usted tiene dos hijas.

“Sí. Mañana (hoy) mi hija cumple 12 años, es preciosa. Y mi hija menor tiene ocho”.

– ¿Cómo vivió ese momento de tener que comunicarle a su hija mayor que su papá no volvería?

Tenía 5 años y no le dije. Se enteró porque vio a su papá en una cajita. Cuando pasaron los hechos, más que haber quedado viuda, me sirvió mucho ser carabinero y mi preocupación máxima era cómo le iba a decir a mis hijas que su papá no iba a volver”.

– ¿Ha sentido odio contra los responsables de la muerte de su marido?

No, porque yo tuve dos opciones: sentir odio o pena, y decidí la pena. Porque cuando uno es mamá, quiere criar niños con valores y que sean un ejemplo para la sociedad. Y mis niñas son buenas, de buenos sentimientos”.

– ¿Cómo ha ido reconstruyendo su vida personal y familiar?

“De a poquito. Con las niñas, con el apoyo de mi papá, de muchas personas que me quieren. Con mis amigos que me han apoyado hasta el día de hoy, pero el pilar fundamental es mi padre en este caso, También mi hermana, mis tías por parte de mi papá, porque mi mamá, a raíz de todo esto, falleció luego, de pura pena. Fueron muertes seguidas. Nunca se pudo recuperar de la pérdida”.

– ¿Por qué decidió entrar a una institución donde se pone en riesgo la vida?

Uno nunca piensa que va a perder la vida en la institución. Creo que todos entraron por convicción, con vocación de servicio, de querer hacer el bien a la sociedad y nunca vamos a pensar que vamos a perder la vida haciendo lo que nos gusta, nuestro trabajo”.

– ¿Qué quiere para sus hijas? ¿Cómo las ve en el futuro?

“Yo quiero que sean niñas felices, que estudien lo que quieran y para mí va a estar bien. Quiero que sean unas niñas felices, nada más”.

– Cuando se entera del asesinato de un carabinero, ¿qué le ocurre personalmente? ¿Cómo lo reflexiona?

“Cuando muere un carabinero, se mata al país nuevamente. Cuando muere un carabinero es sangre de una familia que está derramada por defender a la sociedad. O, a veces, ni siquiera tiene tiempo para defenderse, como le ocurrió a Hans. Él no tuvo derecho a la vida. Entonces es doloroso. Para Carabineros estos hechos son muy dolorosos y para las familias de los mártires, más aún, porque vivimos eso. Yo sé como es el protocolo, la llamada que reciben, sé todo lo que viene después y los efectos colaterales que una tiene que enfrentar como familia”.

“Para todos los que han perdido la vida en manos de delincuentes no hay perdón ni olvido. Con esa frase me quedo, porque para nosotros no habrá nunca perdón ni olvido de los hechos”

Compromiso

– Usted está en el área de admisión de Carabineros ¿Qué le significa estar recibiendo a los postulantes?

“Me encanta lo que hago. Trabajar ahí, ver que hay jóvenes que quieren pertenecer a esta nueva generación de Carabineros del Centenario. Para nosotros es más que importante, porque necesitamos jóvenes buenos, que quieran ser servidores públicos. Tienen que tener claro eso y su vocación, pero me encanta recibirlos, orientarlos. Cuando ya son egresados o son llamados a curso es muy emocionante. A mí me tocó llamar a curso a mi sobrina mayor, que también es carabinera”.

– ¿Cómo fue eso?
“Fue duro, porque había pasado poco tiempo del fallecimiento de Hans y decidió ingresar. Todos se oponían, pero yo la apoyé. Dio sus exámenes sin decir que era mi sobrina y fue muy sobresaliente”.

– ¿Qué les dice a estos postulantes cuando conversa con ellos?

“Lo de mi experiencia personal, muy pocos estudiantes lo han sabido. He hecho charlas vocacionales en la Escuela de Formación de Carabineros, donde me llevan como ejemplo de fortaleza y eso es bueno para ellos, porque a pesar de todo, también soy ejemplo para mis compañeros. A veces hay postulantes a los que uno les toma más cariño, son más esforzados y saben mi historia. Se sienten orgullosos de conocerme. Yo les hablo de lo bueno y lo malo, porque he tenido que vivir lo bueno de Carabineros y también lo malo, lo triste. Porque hasta el día de hoy para nosotros esto es penoso y muy triste”.

– ¿Cómo valora las nuevas facultades que les están otorgando a Carabineros, especialmente en el uso de su arma de servicio?

“Como carabineros siempre necesitamos que nos respalde la ley, porque no andamos con miedo. Los Carabineros somos hombres y mujeres valientes, que estamos dispuestos a dar la vida por el país y que nos estén apoyando con leyes, es un gran respaldo hacia nosotros como uniformados, porque ahora sí vamos a ser más autónomos en nuestro actuar, porque tenemos algo que nos respalda. En el juicio de Hans quedó comprobado que un vehículo sí puede ser usado como un arma y, por ende, todo el que atente o atropelle a un carabinero va a ser juzgado por homicidio y no por cuasidelito de homicidio, y eso es muy importante”.

– ¿Cree que debería volver la pena de muerte?

“No soy quién para quitarle la vida a alguien. Eso hay que dejárselo a los legisladores”.

– ¿Ha visitado el lugar donde ocurrieron los hechos?

“Sí, con mis hijas, hay una animita. Cuando vamos a Ovalle siempre pasamos por ahí, así que lo pasamos a buscar y después a dejar. Pasamos, pero es un lugar que a mis hijas no les gusta, pero yo voy porque hay mucha gente que les tiene cariño, que los aprecia hasta el día de hoy y le mantienen intacta su animita. Les ponen flores, le hacen mandas. Pero voy para ver más como está, si falta algo, pero no es un lugar que me traiga buenos recuerdos”.

– ¿Cómo vive el cariño que les entrega la gente? Por ejemplo, ¿para el 27 de abril, Día del Carabinero?

“A mí me encanta, porque hay mucha gente que nos tiene cariño, que valora nuestro trabajo y eso para los 60 mil hombres y mujeres que componemos esta institución es muy satisfactorio. No es solamente el 27 de abril, es todo el año el cariño”.

– ¿Qué les diría a sus compañeros?

“Me gustaría darles un mensaje. Que todos nosotros hacemos nuestro trabajo con mucho cariño y vocación, que tenemos el respaldo de la comunidad y, ahora, de la nueva ley que se promulgó, la Ley Nain-Retamal, que fue muy importante para nosotros, porque conozco también a la viuda del suboficial Nain. Somos amigas y fue muy importante para ella y sus hijos que hubiera este respaldo, y para las familias de los mártires de Carabineros. Para todos los que han perdido la vida en manos de delincuentes no hay perdón ni olvido. Con esa frase me quedo, porque para nosotros no habrá nunca perdón ni olvido de los hechos. Quiero agradecer a mi institución igual, porque durante estos casi siete años siempre he tenido el respaldo de ellos. de mi mando directo y de los mandos que han ido llegando. Siempre nos han apoyado para seguir en esta institución”.

Síguenos en nuestras Redes Sociales
¿Encontraste algún error? Avísanos
Valparaíso / Viña 100.1 Concepción / Talcahuano 90.9 Los Ángeles 101.7 Temuco 101.7 Valdivia 97.9 Osorno 105.5 Puerto Montt 101.9 Ancud 103.7 Castro 99.5