Este miércoles, finalmente el ‘Monstruo’ de la Quinta Vergara despertó. Tras la exitosa rutina de Fusión Humor -que se llevó gaviotas de plata y oro- el público comenzó a pifiar, pidiendo el regreso del cuarteto al escenario, algo que no ocurrió.

De hecho, los animadores del certamen pidieron por favor ayuda y respeto para que se desarrollara con normalidad el festival, petición que no tuvo éxito. No obstante, fueron los propios humoristas quienes explicaron en conferencia de prensa que no hubo censura, sino que sólo se excedieron en el tiempo.

“La gente no sabe por qué nos cortan, pero técnicamente es por un tema de tiempo. No hay ningún tipo de censura”, fueron sus explicaciones.

Y este jueves, el director ejecutivo del Festival, Pablo Morales, aclaró lo sucedido con Fusión Humor. “Ellos tenían el bis al minuto 40 e íbamos en el minuto 70 y no lo hacían. El bis que tenían era de 30 minutos. Entonces, si ellos seguían después de su bis, cumpliendo el tiempo, tenían 30 minutos más y como iban pasados, lo más seguro es que se demoraran a lo menos 50 minutos más“, contó Morales en Bienvenidos.

pifias quinta vergara

LEONARDO RUBILAR CHANDIA / AGENCIA UNO

“Iban a tener un show de 120 minutos, que era inviable, que nos iba a hacer terminar a las 4 de la mañana”, agregó.

Asimismo, agregó que “nosotros fuimos muy respetuosos con el trabajo de ellos y los dejamos hacer lo que tenían que hacer y ellos improvisaron 20 minutos adicionales. Lo que pasó es que se alargaron, como ellos lo plantearon en la conferencia”, manifestó Morales.

“Artísticamente, ellos hicieron todo lo que tenían que hacer (…) Después de eso, decidimos darle paso a una competencia merece algún grado de relevancia, porque lo único que identifica a Viña de los otros festivales es que tiene una competencia de tremendo nivel artístico y no la queríamos tirar a las dos de la mañana”, cerró la argumentación.