El Productor Ejecutivo del Festival de Viña del Mar, Pablo Morales, hizo un balance de los primeros tres días del espectáculo que ya cumple 61 años.

En diálogo con el “Expreso Bío Bío” remarcó que el estallido social claramente marcó esta edición señalando que “si bien la programación se hizo anterior al 18 de octubre, el escenario de la Quinta Vergara no podía estar ajeno a lo que pasa en el país”.

“Y es que somos partidarios de la libertad de expresión y también de la artística. Lo hemos dejado súper plasmado”, añadió.

Asimismo, Morales agregó que “hemos tenido un viaje por una diversidad musical muy grande. Por eso estamos felices”, agregando que “somos más de 5 mil personas involucradas en un año muy especial por todos los temas-país”.

Finalmente, ratificó que el balance final se hará el mismo viernes tras la última jornada ya que “el sábado nadie habla de Viña sino del súper lunes y de marzo”.