Los hermanos Lucía Galán y Joaquín Galán, que componen el dúo Pimpinela, fueron los encargados de cerrar la tercera noche del Festival de Viña del Mar.

Todo iba bien, el público coreaba sus canciones con muchas ganas, pero un problema técnico afectó su presentación cuando llevaban cerca de 10 minutos de show.

Mientras interpretaban el tema Quién da más, el micrófono le falló a Lucía. Ambos estaban de espaldas, por lo que él no se dio cuenta enseguida.

La intérprete entonces se acercó a Joaquín para compartir el suyo, mientras un técnico apareció para reemplazarlo. Pero a los minutos volvió a presentar problemas, lo que generó una reacción de Lucía.

“Vamos a chequear el micrófono. Me quieren cortar… las voces a las mujeres y no lo van a lograr”, expresó, lo que provocó aplausos inmediatos.

Pimpinela

Agencia UNO

Pimpinela prosiguió con su repertorio, dando lugar a Dímelo delante de ella, que fue coreada. Casi a los 35 minutos de comenzada su presentación, los animadores se subieron al escenario, y tras el pedido del público, les entregaron la gaviota de plata, para luego sorprenderlos con una entrevista de su madre.

Finalmente, la transmisión terminó casi a las 03.00 de la madrugada y Pimpinela se llevó los dos galardones, cerrando una noche redonda.