La madrugada de este sábado finalizó la versión 60 del Festival de Viña del Mar, evento que fue animado por Martín Cárcamo y María Luisa Godoy.

Y fue la conductora de TVN quien este lunes regresó en “gloria y majestad” al set de Muy Buenos Días, revelando diversas anécdotas que ocurrieron tras bambalinas.

Lee También...

Repudian “fea actitud” de Vasco Moulian con Sebastian Yatra en Fox: tuvo que aclarar la situación

Ir al artículo

Fue en este contexto que Godoy expuso que si bien nunca tuvo miedo, hubo cuatro momentos durante el certamen que la pusieron nerviosa.

Uno fue la fallida rutina de Jani Dueñas, quien tuvo que ser “rescatada” por los animadores luego que el público de la Quinta la pifiara. “Yo lo pasé más mal (…) Estaba un poco angustiada”, expresó.

Otro momento que la tuvo con los nervios de punta fue la presentación de Bad Bunny, ya que pensaba que si el puertorriqueño no dejaba contento al ‘Monstruo’ todo podría terminar mal. “Yo dije ‘esto se puede caer a pifias’ si se va ¡¿Qué es lo que va a pasar?!”, señaló.

A esto le seguía la presentación de Bonco Quiñongo, número que también tenía alterada la tranquilidad de la animadora, puesto que el cubano podía ser una víctima del público.

Finalmente, el último instante que mencionó María Luisa fue su bullado inglés con Backstreet Boys, por el que se ganó varias críticas. “Ahí me puse un poco nerviosa”, mencionó la conductora, a lo que ‘Chiqui’ Aguayo bromeó: “Te salió perfecto, con un poco de acento, nada más”.