Tendencias y Vida Sana

2021-08-08T18:00:38-04:00 08 agosto, 2021, a las 18:00Publicado por: Pía Castro

Veloterapia y otras técnicas para evitar las puntas abiertas sin tener que cortar el cabello

puntas abiertas
Getty Images

Las puntas abiertas en el cabello son un problema difícil de evitar, especialmente cuando lo sometemos al calor de los secadores y las planchas de pelo, o cuando lo teñimos con frecuencia.

Por lo general, los peluqueros recomiendan cortarse el pelo cada tres meses aproximadamente para mantener una melena sana, pero muchas personas sufren con la visita al salón de belleza por miedo a que la tijera se lleve más de lo necesario.

Sin embargo, es posible hidratar el cabello sin tener que cortarlo o gastar dinero en tratamientos, pero hay que diferenciar entre lo que son puntas secas y puntas abiertas, ya que estas últimas son el resultado de que los extremos están demasiado secos durante mucho tiempo.

En este caso, por ejemplo, existen ciertas mascarillas reparadoras y algunas soluciones caseras que cuesta poco aplicar. Pero además, hay una popular tendencia que ha llamado la atención este último tiempo, pues personalidades como Alessandra Ambrosio y Adriana Lima (icónicas modelos de Victoria’s Secret) han hecho eco de sus resultados.

La revista Vogue destaca en esa lína la veloterapia, también llamada hair burning o candle cutting, y que constituye una de las técnicas más antiguas de belleza, siendo Cleopatra una pionera en su uso. Esta se aplica para eliminar las puntas abiertas, y es una excelente opción si no quieres perder el largo de tu cabellera.

puntas abiertas del cabello

Pixabay

Veloterapia

Con el cabello limpio y seco, se debe aplicar un producto termoprotector y separar todo en mechones. Cada uno de estos se tuerce haciendo girar el pelo, para permitir que las puntas abiertas y secas sean fácilmente detectables.

Posteriormente, se pasa una vela encendida para quemarlas y finalmente retirarlas. Una vez que se ha hecho esto con todos los mechones, se aplica un aceite para hidratar el pelo, se cortan los excesos con una tijera y se enjuaga con agua fría, aplicando mascarillas con nutrientes.

Si bien los implementos usados en esta técnica se pueden conseguir fácilmente, no es recomendable hacerlo por cuenta propia. Lo ideal es acudir siempre a un estilista que maneje bien la veloterapia y pueda ofrecer un buen tratamiento.

Por otro lado, aunque los resultados inmediatos parecen ser muy buenos, hay quienes opinan que el uso de fuego puede destruir la cutícula del pelo, volviéndolo frágil y quebradizo.

Elementos naturales

Otras alternativas que no implican riesgos ni complicaciones, y que son destacados por la misma Vogue, son las mascarillas naturales que se pueden hacer en casa con elementos que conocemos muy bien.

Además de preparar un delicioso guacamole con ella, la palta puede convertirse en una eficiente crema hidratante para puntas abiertas. Es rica en vitamina E y su textura pastosa la hace un producto muy moldeable.

Para ello hay que partir el fruto a la mitad, vaciar su interior y aplastarlo con un tenedor hasta formar una pasta. Se agregan dos cucharadas de aceite de almendras o aceite de coco, y se aplica el resultado de la mezcla de medios a puntas. Se deja actuar durante media hora y luego de retira del cabello con agua fría.

Otro conocido método es el shampoo de huevo, un elemento rico en proteínas y grasas que ayudan a humectar el cabello de manera natural. Con los ingredientes adecuados, se puede obtener una mascarilla casera bastante efectiva contra las puntas abiertas.

Palta y huevo para el pelo

Pixabay

Bate un huevo o dos, dependiendo de la longitud del pelo, mézclalo con dos cucharadas de aceite de oliva y aplícalos en tu cabello. Puedes utilizar un cepillo para distribuirlo mejor.

Masajea tu cuero cabelludo por un par de minutos y luego amárralo en un tomate para protegerlo con una gorra de baño. Déjalo por 20 minutos y posteriormente enjuaga.

Por último existe otro producto estrella que ayuda con el cuidado del cabello: el aceite de coco. Se usa solo un poco (más o menos como el tamaño de una castaña) y se coloca sobre las puntas. Se espera una hora antes de lavar el cabello de manera habitual.

De esta manera, se consigue no engrasar la raíz pero sí proteger las puntas.

Síguenos en nuestras Redes Sociales
¿Encontraste algún error? Avísanos
La Serena 100.3 Valparaíso / Viña 100.1 Curicó 105.7 Concepción / Talcahuano 90.9 Los Ángeles 101.7 Temuco 101.7 Valdivia 97.9 Osorno 105.5 Puerto Montt 101.9 Ancud 103.7 Castro 99.5