Tendencias y Vida Sana

2021-03-20T09:51:34-04:00 20 marzo, 2021, a las 09:51Publicado por: Solange Garrido

Cómo y con qué frecuencia deberíamos limpiar nuestro cepillo de pelo

Pexels (cc)
Pexels (cc)

Uno de los utensilios que usamos en nuestra rutina diaria es el cepillo de pelo, en ocasiones más de una vez al día.

A veces lo dejamos por muchos días acumulando cabello, el que retiramos cuando es evidente que necesitamos hacerlo.

Además, este también junta suciedad -ya sea de lacas, gel, acondicionadores o caspa-, por lo que es necesario limpiarlo con cierta frecuencia.

Así lo señaló Caroline Greyl, presidenta de la firma de tratamientos capilares Leonor Greyl, a la revista Harper’s Bazaar.

“Hay que limpiar los cepillos una vez a la semana retirando con un peine los cabellos que puedan quedar en el cepillo”, comentó.

En tanto, señaló que “una vez al mes hay que hacer una limpieza más profunda, quitando de nuevo el cabello primero, y sumergiendo después el cepillo en agua con alcohol para desinfectar. Por último, déjalo secar en el lava manos y nunca sobre un radiador. Y los cepillos que tienen ‘almohadilla’ hay que presionarlos para eliminar el agua que se queda dentro”.

El National Health Institute coincide con estos consejos y, además, aclara que como no todos los cepillos son iguales, no se debe usar el mismo método de limpieza, consignó Huffington Post.

Pexels (cc)

Pexels (cc)

Cepillo de plástico con la base dura:

Si tu cepillo tiene las cerdas y base dura de plástico, la ‘fórmula secreta’ para limpiarlo es dejarlo en remojo en una mezcla de 4 vasos y medio de agua caliente con 1 cucharada de champú y 1 de bicarbonato.

Después de 20 minutos lo retiras y usando un cepillo de dientes viejo, lo frotas para retirar todos los restos que queden. Posteriormente enjuaga con agua y deja secando boca abajo sobre una toalla.

De plástico y/o metal con la base blanda:

La mezcla para limpiarlo varía un poco con respecto a la anterior: en esta ocasión solo debes usar 1 vaso de agua, 1 cucharadita de champú y 1 de bicarbonato.

El paso siguiente es frotar las cerdas con un cepillo de dientes viejo. Debes tener cuidado, pues la idea es no mojar la base blanda, porque podemos generar humedad. Luego quita los restos que puedan quedar y déjalo secando con las cerdas hacia abajo en una toalla, detalla Huffington Post.

De madera y/o cedras naturales:

Este cepillo requiere un cuidado totalmente distinto, debido a sus materiales. Por este motivo la mezcla incluirá otros ingredientes: 1 vaso de agua y 5 gotas de aceite esencial de árbol del té, que es un desinfectante.

Otra vez será útil el cepillo de dientes, el que debes sumergir en la mezcla para luego usarlo para frotar el mango, la base y entre las cerdas.

Ojo, debes tener la precaución de no humedecerlo demasiado. Para secarlo, solo debes usar un paño y dejarlo boca abajo.

¡Y listo! Prueba estos trucos en casa y cuéntanos cómo te va.

Síguenos en nuestras Redes Sociales
¿Encontraste algún error? Avísanos
La Serena 100.3 Valparaíso / Viña 100.1 Curicó 105.7 Concepción / Talcahuano 90.9 Los Ángeles 101.7 Temuco 101.7 Valdivia 97.9 Osorno 105.5 Puerto Montt 101.9 Ancud 103.7 Castro 99.5