La Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputadas y Diputados recibió al canciller Alberto Van Klaveren. El fin era conocer detalles de los hechos que involucran al hijo del cónsul chileno en Barcelona, detenido por su presunta participación en robos.

En la instancia, el ministro explicó que -el 8 de septiembre- el cónsul Jaime Ferraz recibió una llamada de Los Mossos d’Esquadra, la policía de Cataluña. Ahí se le comunicó que su hijo mayor, Esteban Ferraz, fue detenido.

En la instancia se encontraba junto a cinco personas que estaban al interior del vehículo personal del cónsul y que, recordemos, tiene patente diplomática.

El hijo, que retiró el automóvil sin autorización, relató en su versión que fue obligado por el grupo a conducir e intentar robar una tienda de telefonía móvil. Más tarde fue detenido por evadir un control policial.

Al ser informada, Cancillería determinó que el hijo del cónsul no contaba con inmunidad de jurisdicción. Por lo tanto, debía ser investigado sin un status que lo defendiera.

Además, el canciller Alberto Van Klaveren señaló que desde ese momento han entregado toda su cooperación en las indagatorias.

Lo que sí tenía algún grado de resguardo era el automóvil personal con placa consular, ya que se beneficia de la protección otorgada por la Convención de Viena. Por lo que la policía, para poder registrar el vehículo, debía tener autorización de Cancillería.

Al interior del vehículo se encontraron tres tapas de alcantarillados, varias mochilas y bolsas, guantes, cascos de moto y celulares de las personas involucradas.

Finalmente, el 9 de septiembre se desarrolló la audiencia de formalización, instancia en la que el juez ordenó aplicar la medida cautelar -contra el hijo del cónsul- de comparecer una vez a la semana en el Juzgado de Guardia.

Acusan que polémica dañaría las relaciones diplomáticas

El diputado Raúl Soto (PPD) indicó que si bien la responsabilidad civil y penal es personal, hay preocupación por si estos hechos afectan las relaciones diplomáticas con los otros países.

En la misma línea, el diputado de la UDI, Cristian Labbé, llamó a no responsabilizar al cónsul Jaime Ferraz.

Aún así, se detuvo en revisar los protocolos de uso, para que bienes diplomáticos no sean usados por familiares de autoridades.

El canciller Alberto Van Klaveren insistió en que es un hecho lamentable, que está en manos de la justicia, que no es el primero de este tipo, pero que por el momento, no ha tenido un efecto en las relaciones diplomáticas.