Los tres detectives llevados a juicio por el Ministerio Público, acusados de obligar a un grupo de mujeres a desnudarse en el marco de una denuncia por robo, fueron declarados culpables. Este hecho se ajusta a la figura de vejación injusta sancionada por el Código Penal.

Así lo estableció el Juzgado de Garantía de Talcahuano tras analizar los antecedentes aportados por el fiscal Carlos Palma y las pruebas llevadas por la defensa de los policías, durante las audiencias que comenzaron el 15 de octubre pasado.

Lee también: Condenan al Fisco a pagar millonaria indemnización a ex prisioneros de Isla Dawson

Los efectivos de la PDI -Ulises Urbina, Lorena Aguilera e Ingrid Vergara – enfrentan la suspensión del cargo por 61 días y una multa de casi 500 mil pesos. La lectura de sentencia será el 24 de noviembre.

El ilícito por el que fueron finalmente condenados los tres detectives ocurrió en abril de 2010, cuando una ejecutiva del Casino Marina del Sol denunció la pérdida de 1.800 dólares, apuntando como sospechosas a las empleadas del aseo.

Al llegar al casino, los detectives obligaron a las mujeres a desvestirse completamente, de manera de descartar que el dinero lo tuvieran oculto en sus partes íntimas.