La última noche del Festival de Viña del Mar, Pedro Ruminot arrasó con su humor en la Quinta Vergara, llevándose gaviota de Plata y Oro.

En su segunda vez en el certamen viñamarino, el comediante llegó con una rutina fresca con la que hizo reír al público del recinto, conquistando también a la audiencia televisiva.

De hecho, una parte importante de su espectáculo fue su interacción con ‘Alvarito’, un joven del público que nació en el año 1999, lo que lo ayudó a rememorar importantes momentos de su rutina.

Sin embargo, en la conferencia de prensa posterior a su show, Ruminot aclaró que el universitario es parte de su staff y que lo conoció mientras realizaba una rutina hace algunos años.

“Lo conocí en un show en la Universidad Autónoma y pregunté quién había nacido en el año 1999 y lo veo y dije tengo que llevarlo a todos los show, y sí el pelo es real”, aseguró.

Asimismo, contó que no es primera vez que trabaja con él, enfatizando que: “Es muy complicado hacer este tipo de rutinas porque la gente cree que es bullying hacia otras personas”.