Esta quinta noche del Festival de Viña del Mar estuvo marcada por el regreso al certamen de los Backstreet Boys tras 21 años.

Con un show sólido y que entregó lo mejor de su repertorio haciendo vibrar a una Quinta Vergara repleta, la ‘boy band’ se llevó gaviota de plata y oro en medio de la efusividad de su fiel fanaticada.

Lee También...

¿Solo lo esperaban a él? Imágenes muestran cómo quedó la Quinta Vergara tras show de Jorge Alís

Ir al artículo

Luego fue el turno del comediante chileno Mauricio Palma, quien si bien tuvo un tibio y nervioso debut, rápidamente logró ganarse a un difícil público que terminó por brindarle ambos reconocimientos.

Y pese a que su rutina terminó a un horario relativamente temprano, y luego era el turno de la final de ambas competencias, la mayoría de los asistentes al Festival no aguantaron más y comenzaron a retirarse en masa.

Al igual que como ocurrió este miércoles tras el show de Jorge Alís, la galería quedó prácticamente vacía, por lo mismo la organización decidió dar acceso libre a tribuna y platea, aunque en el primer caso ésta seguía viéndose bastante despejada.

Por lo anterior, cabe señalar que la mayoría del público que se quedó a ver el show de ‘Cami’, se concentró en platea y palco, desde donde corearon con entusiasmo varias de sus canciones pese a que apareció en escena pasado las 2.15 de la madrugada.

Revisa a continuación algunos registros.

Página 7

Página 7

Página 7

Página 7

Página 7

Página 7

Página 7

Página 7

Página 7

Página 7

Página 7

Página 7