Una de las grandes polémicas que se ha vivido en este Festival de Viña de Mar ha sido lo que han tenido que sufrir los asistentes que compraron su entrada en galería. Quienes llegaron la primera noche, se dieron en cuenta que el clásico sector de la Quinta Vergara, ya no era el mismo de antes.

El lugar donde se ubica la mayor parte del ‘Monstruo’ se encontró con la sorpresa de que una barrera dividía toda la galería. La parte superior correspondía a la entrada más económica del recinto viñamarino, mientras que la inferior era un sector nuevo, llamado tribuna plus. De inmediato el público hizo sentir su malestar, ya que se sentían arrinconados. Es por esto que cada vez que pueden, pifian reclamando por esto.

Lee También...

El extravagante look con el que Bad Bunny apareció en la conferencia antes de su show en Viña

Ir al artículo

En este sentido, la que alzó la voz respecto a este tema fue Virginia Reginato, quien respondió a las críticas que se originaron producto de este tema: “Se pensó que hay gente que quiere llegar y tener su lugar. Todas estas cosas van a servir para más adelante. A mí en lo personal me gustaría que todas las entradas de la Quinta Vergara, tuvieran numeración, y entre ellas la galería, es importante, porque la gente paga su entrada y no tiene por qué estar llegando antes, sino que para que llegue a una hora adecuada”, comentó la alcaldesa, según pudo recopilar Página 7.

Con respecto a la pifias, la ‘Tía Coty’ también se manifestó: “Ellos no están contentos con las divisiones de la galería, si es eso lo que gritan, es por la galería. Es un tema que se tomó un acuerdo, que no fue el mejor”, lanzó la jefa comunal.

Además, cabe mencionar que la galería costaba $28.600, mientras que la tribuna nueva, que tiene sólo unos escalones de diferencia, asciende a casi el doble: $40.900.

Por otro lado, la alcaldesa se refirió a lo ocurrido este miércoles con Marco Antonio Solís. En el momento en que los animadores lo galardonaron con las llaves de Viña del Mar, se esperaba que Virginia subiera al escenario para entregárselas, sin embargo esto no ocurrió. ¿El motivo? Se especuló que era para evitar las pifias, pero esto fue desmentido por ella.

“El escenario es para los actores que están en el Festival, y qué mejor que Martín Cárcamo, nadie lo pudo haber hecho mejor. Nosotros quisimos haberlo entregado en la municipalidad, pero Marco Antonio Solís no tuvo la disposición. Me habría gustado haberlo hecho con el consejo, pero no quiero tener el protagonismo y que después se tome de otra forma”, respondió Reginato.