Síguenos

Publicado por Gabriela Ulloa

| 8 enero, 2017 a las 14:02

Visitas: 0

Tribp | Flickr (cc)

¿Por qué no debes alimentar con uvas a niños menores de 5 años?

En medio de la época de verano, y habiendo celebrado recientemente un nuevo año, una de las frutas que cobra gran popularidad es la uva. Ya sea como parte de una cábala, o como base de un postre de la estación, esta fruta suele estar presente en las casas de miles de chilenos.

Pese a que son muy nutritivas y deliciosas, lo cierto es que las uvan revisten un impensado peligro cuando son suministradas a menores de edad.

Lee también: “La aspiradora de puntos negros”: el invento que revolucionó a los youtubers de belleza

Así lo dio a conocer un reciente artículo publicado en los Archivos de Enfermedades de la Infancia de la revista médica BJM, el cual advierte sobre el riesgo de ahogamiento que supone este alimento al ser consumido entero por niños menores de 5 años.

En palabras de los autores, todos expertos en medicina de urgencia, gran parte de la población no está consciente de este peligro, que se ha convertido en la tercera causa más común en incidentes de asfixia por alimentos, después de los completos y los caramelos cuya dureza podría dificultar su extracción en caso de ahogamiento.

Genta_HGR | Flickr (cc)

Genta_HGR | Flickr (cc)

En este sentido, explicaron que los niños no tienen todos sus dientes desarrollados para mascar correctamente, su reflejo de deglución aún es inmaduro y se distraen con facilidad, lo que los hace más proclives a ahogarse.

Sumado a lo anterior, las uvas enteras suelen ser más grandes que sus vías respiratorias y su superficie suave puede bloquearlas por completo, dificultando la extracción en caso de emergencia, a diferencia de otros objetos pequeños y duros como las nueces que pueden crear ciertos “espacios” dada su textura.

De acuerdo a Jamie G. Cooper, médico de urgencias en los Servicios Nacionales de Salud (NHS) en Aberdeen (Reino Unido), consignado por el medio The Huffington Post, “No hay cifras exactas, pero es probable que la gran mayoría de episodios de asfixia se controlen con medidas de primeros auxilios, o haciendo que el paciente tosa insistentemente”, o incluso con otros procedimientos como la reconocida Maniobra de Heimlich.

Pese a ello, llama la atención que a diferencia de las múltiples advertencias sobre riesgos de asfixia en los juguetes con partes pequeñas, éstas no estén incluidas en productos alimenticios como las uvas o los tomates cherry.

Considerando aquello, los expertos recomiendan cortar dichos alimentos en trozos más pequeños antes de dárselas a los pequeños, junto con tener una correcta supervisión de los menores, con el fin de evitar cualquier caso de emergencia.

LEE TAMBIÉN EN PÁGINA 7:

LEE TAMBIÉN EN PÁGINA 7:

LO MÁS VISTO AHORA